Personajes: 5 Claves para planificar y conocer a tus personajes

Como bien sabes, aquí en Plataforma del Autor te ayudamos a autopublicar tu libro directamente en Amazon, pero primero debes tener tu obra lista. Uno de los aspectos más complicados de escribir un libro, además de escoger el género y construir la trama, es desarrollar buenos personajes ya que son los que enganchan al lector porque a través de ellos se vive la historia.

Muchos autores novel deciden escribir sus primeras obras de la siguiente manera: se les ocurre una idea para una historia y se sientan a escribir, a dejar que la historia y los personajes fluyan y a limitarse a lo que sea que se cruce por su cabeza. El problema con esto es que no es un sistema y no te puede garantizar ningún tipo de estructura. Y la estructura, como bien sabes, lo es todo.

Si no hay estructura te arriesgas  a desperdiciar buenas ideas, y además le abre la puerta al monstruo de la flojera y del bloqueo creativo. Lo mejor que puedes hacer por tu obra es organizar la trama, los personajes, y todo lo que se encuentre en el medio. Vamos, lo que es hacer esquemas, ¡esquemas para todo!

Una vez que tengas el esquema de la trama listo, es hora de preparar tus personajes y esto consiste en crear perfiles tanto físicos como psicológicos. Esto te ayudará con el proceso creativo de la novela, a profundizar la historia, y aportar realismo y madurez. Hoy en Plataforma del Autor vamos a discutir cinco claves para planificar y conocer a tus personajes para que se traduzcan bien en la novela.

1. Haz una ficha con los datos personales de cada personaje

Lo primero que debes hacer es crear fichas para cada personaje. En estas fichas deberás incluir el nombre completo y cualquier sobrenombre o título que pueda tener junto con todos los demás detalles personales, tales como: edad, nacionalidad, ciudad natal, ciudad actual, ocupación, salario e ingreso, nivel socioeconómico tanto en la niñez como en la adultez, talentos, habilidades, hobbies, relaciones, y cualquier otro detalle que haga real a tu personaje.

De más está decir que el nombre que le des a tus personajes es muy importante, así que debes asegurarte de que sea memorable, único y que vaya bien con la personalidad con que le imaginas.

Los libros de nombres para bebés son una buena fuente de inspiración ya que proveen el significado de cada nombre y eso te puede ayudar a desarrollar su carácter. En Internet también encontrarás muchas enciclopedias de nombres que te pueden servir.

 

2. Define las características físicas del personaje

Ahora que tienes los datos personales de tu personaje, es hora de empezar a desarrollar y, lo principal, es darle características físicas. Entre ellas debes definir: alta profundizar te recomendamos definir también su estilo, sus hábitos tanto buenos como malos, sus manierismos, carisma, hobbies, estado de salud, dichos favoritos e incluso su mayor falla y su mejor cualidad. Describe tu personaje con un lenguaje rico e interesante porque esto te servirá a la hora de presentarlo a tu lector.

 

3. Describe las características personales, emocionales y espirituales

A las características físicas las acompañan los rasgos de personalidad y carácter al igual que las características emocionales y espirituales. En conjunto, todo esto le dará vida a tus personajes.

Es por eso que también deberás definir su nivel de inteligencia, sus antecedentes educativos y profesionales, sus metas a corto y largo plazo, su nivel de autoestima, su manera de manejar diferentes emociones y situaciones (tristeza, felicidad, enojo, odio, amor, pérdida, cambio, conflicto, etc.), sus fortalezas y debilidades, sus motivaciones, aquello que lo hace feliz, lo entristece, lo desafía, etc.

También deberás especificar su personalidad y su actitud hacia los demás y hacia sí mismo, y definir sus creencias espirituales, sus ideales y sus valores. ¿En qué cree el personaje? ¿Cuál es su filosofía de vida?

Recuerda que los personajes deben ser percibidos como personas reales y las personas reales somos complejas y multifacéticas, así que debes esforzarte en desarrollar a tu personaje de manera realista y sobretodo interesante.

 

4. Los personajes deben tener congruencia con la trama

Ya sea que la trama defina a tus personajes o que tus personajes definan la trama, lo importante es que ambos aspectos se apoyen entre sí y que los personajes tengan congruencia con la historia. Tus personajes deben servir a la trama y todas sus características, tanto las virtudes como los vicios, deben tener sentido y relacionarse con la historia.

Los personajes están involucrados en la trama y así debe parecer; no puedes crear personajes que no aporten nada a tu historia y que parezcan fuera de lugar. Si ya tienes una buena idea sobre la estructura de la trama, piensa en el tipo de persona que ves enfrentando esa situación o imagina al tipo de persona que le hace falta a la historia.

Si partes desde los personajes, piensa en el tipo de situaciones y desafíos que quieres que tus personajes enfrenten. Piensa en el tipo de valor que quieres exaltar a través de la vivencia de tu personaje y deja que esto sea tu guía. Sobretodo, no dejes de imaginar escenarios, características, complejidades, etc.

 

5. Imagina el pasado de tus personajes

Si hay alguna característica personal que sea clave para el desarrollo de tu trama, como la valentía, el miedo, la fortaleza, la resiliencia, entre otras, es necesario desarrollar el nacimiento de esto. ¿Por qué mi personaje es así? ¿Qué le ha sucedido en su vida hasta este punto? ¿Qué cosas lo afectaron y lo moldearon en las etapas formativas de su vida?

Recuerda que tus personajes están vivos tanto en tu mente como en la mente de tu lector; tuvieron experiencias mucho antes del primer capítulo de tu novela y las seguirán teniendo después de la última página. Por eso es importante darles una historia de fondo, un pasado que explique por qué son quiénes son para saber hacia dónde van.

 

Con estos cinco consejos podrás comenzar a darle forma a tu historia. Déjanos tus dudas y comentarios, y te ayudaremos a resolverlas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *